Holiday Bundle

ES PARA La FAMILIÂ
LA COMIDA DEBERÍA HACER MÁS QUE LLENARTE.
No hay una dieta diaria recomendada para el amor. Pero tal vez debería haberla. Porque todos la necesitan. En Church's® ponemos amor en cada caja de pollo frito que hacemos. Cada vez que abras una, tendrás un poco. No decimos que puedes ir por la vida con una caja de pollo de Church's® como tu única compañía. Las cajas de pollo no pueden hablar o reírse, y son muy malas bailarinas. Pero con un bocado de su valor nutritivo crujiente y jugoso, verás; es muy bueno que te acompañen.
NUESTRO INGREDIENTE SECRETO es INVISIBLE. Pero no ese so lo que hace que sea tan difícil robarlo
La comida hecha por alguien que te ama siempre sabe mejor que la misma cosa cocinada para sí mismo. Este es un hecho comprobado. Es también completamente loco. Porque significa que uno puede realmente saborear el amor. Por suerte, hemos cocinado con montones de amor desde el 1952. Se supone que si nosotros te estamos hablando al respecto, no puede ser tan secreto. Pero si los demás planean robarlo, ellos van a tener que empezar a despertarse mucho antes. Hacer comida que conmueve a la gente no es tan fácil
LO HACEMOS POSIBLE PARA QUIENES LO HACEN POSIBLE.
Hay personas que tienen una habilidad extraordinaria para hacer que las cosas sucedan. Madres solteras con dos empleos que son excelentes madres entre los turnos. Estudiantes que trabajan después de clase para ayudar a pagar las cuentas. Empresarios que brindan empleos. Sentimos un gran respeto por ellos. Es posible que conozcas a una persona así. Es probable que seas una persona así Porque, en definitiva, todos cuidan de alguien. Consideramos que lograr algunas cosas en tu nombre es un honor. Como tomarnos el tiempo de crear algo increíble para tu familia. Y ofrecerlo a un precio que deje suficiente para todas las otras cosas que hay en tu vida. Cuando estás siempre logrando lo imposible, es lo menos que podemos hacer.
EL AMOR ES MALO PARA LAS MATEMÁTICAS.
Church's te ofrece pedazos de pollo grandes y jugosos por una pequeña cantidad de dinero. Y pasamos mucho tiempo preparando nuestro pollo. Lo marinamos durante toda la noche y cada día empanizamos los pedazos a mano y los fritamos hasta que queden perfectamente dorados. Si eso no fuera suficiente, incluimos un panecillo de miel casero que se le derrite en la boca por apenas unas monedas. Pasar todo ese tiempo preparando porciones grandes de comida y cobrar poco dinero tal vez no tiene mucho sentido. Pero, bueno, así es el amor. Es una cosa del hemisferio derecho del cerebro.
ENCUENTRA EL AMOR EN LÍNEA.
Los sitios de citas no son la única manera de encontrar amor en la web. Cuando te conectas a Church's en Facebook y Twitter experimentarás el pollo rebozado a mano, y las galletas caseras de miel y manteca que reconfortan el corazón, una y otra vez. Además, serás el primero en saber acerca de cualquier creación nueva y deliciosa que nuestra cocina saque. Y ahorrarás dinero con todo esto.
HACEMOS POLLO. PERO TRABAJAR AQUI NO ES UN DÍA DE CAMPO.
Trabajar en Church's no es fácil. Las personas que hacen toda la comida casera, que rebozan y que hacen las tandas son fuertes, porque nada de eso es fácil. Y son expertos, porque la forma en que preparan el pollo no se aprende de la noche a la mañana. Pero si bien tienen mucha fortaleza y conocimientos, lo que más tienen es corazón. No marcan tarjeta. Son parte de un arte. Y si bien les pone contentos recibir un merecido cheque, ver a alguien en la sala del comedor cerrar los ojos después de probar el pollo es una bonificación bastante buena.
NO SE PUEDO PONER PRECIO A ESTAR JUNTOS. PERO SI ES NECESARIO, SE TRATA DE LO QUE COBRAMOS POR UNA CAJA DE POLLO.
No es fácil para la mayoría de las familias pasar tiempo juntas. Con el trabajo y la escuela y los deportes y los novios y las novias y los teléfonos y los videojuegos, es asombroso que las familias siquiera logren reunirse. Pero a veces, para lograrlo, solo se necesita una caja de pollo frito de Church's Y si bien la familia puede reunirse para la comida, la verdadera magia se da entre bocados, cuando están sentados, juntos. Son pequeños momentos, pero si lo piensas, son muy importantes. Porque solo hay una cosa que en verdad vale la pena tener en este mundo, y si tienes eso, lo tienes todo.